Patricio Santibáñez, presidente de Corma Araucanía, “no corresponde pedir amnistía y una tregua”

Con video en redes sociales, Sofo lanza dura crítica a defensoría en caso Luchsinger-Mackay
Septiembre 8, 2016
Sofofa activa urgentes contactos con el Gobierno tras desplome de la producción
Septiembre 23, 2016

Patricio Santibáñez, presidente de Corma Araucanía, “no corresponde pedir amnistía y una tregua”

El reciente atentado incendiario  que destruyó maquinaria forestal en Loncoche, no dejó indiferente al gremio de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), que no tuvo más reacción que duras críticas al Gobierno y los resultados de la labor policial.

A juicio de Patricio Santibáñez, presidente de Corma Araucanía, “no corresponde pedir amnistía y una tregua”, aludiendo a la propuesta de solución al conflicto presentada por el ex intendente Francisco Huenchumilla.

“Lo que corresponde es que realmente tratemos construir una convivencia en que este tipo de hechos esté fuera de las prácticas habituales”, enfatizó Santibáñez.

“Yo creo que no cabe la palabra tregua ¿para qué? lo que corresponde es que todas las personas respeten las leyes y la convivencia con el resto, ¿una tregua para negociar y después seguir atacando? No, aquí la autoridad debe llamar a que la gente no cometa delitos y condene eso, pero pareciera que hay autoridades que piden amnistías que parecen representantes de los grupos violentistas”, manifestó el dirigente.

Explicó que quienes están detrás de los hechos de violencia que afectan a la industria “son gente que no tiene ninguna intención de llegar a algún tipo de convivencia”, y lamentó que en la Región, a su juicio, “las instituciones no respondan”, y afirmó que esperan “hayan detenidos, que sean juzgados y existan procesos adecuados”.

“Creo que particularmente las autoridades policiales, tanto de Carabineros como Investigaciones (PDI) tienen que sentirse desafiadas, la ciudadanía espera mucho más de ellos, que tengan una efectividad razonable”, dijo el presidente del gremio.

Llamado

Desde Corma, insistieron en los llamados, ya que creen que los atentados incendiarios van a aumentar en los próximos meses. “Creo que los hechos hablan por sí solos, hay gente que sigue quemando. El único llamado que tienen que hacer las personas públicas es que por un lado las instituciones funcionen adecuadamente y que los violentistas depongan ese tipo de accionar”, manifestó Santibáñez.

Asimismo, lamentó que esta clase de delitos “violentan a personas inocentes, afecten las posibilidades de desarrollo de la Región y no corresponde a mí modo de ver pedir amnistía y una tregua”, motivo por el cual invitó a las autoridades a redoblar esfuerzos para desarticular a quienes comenten los ataques en el marco de reclamaciones territoriales.

Gobierno

El gobernador de Cautín, José Montalva, tras el atentado en Loncoche, manifestó que “este tipo de hechos no pueden ni deben quedar impunes”, y en ese sentido, aseguró que desde el Gobierno “pondremos todos los esfuerzos en colaborar con el Ministerio Público para que la investigación sea exitosa y se castigue a los responsables”.

La autoridad provincial fue categórica en decir que “ninguna persona o grupo, independiente la causa, tiene el derecho en una democracia a usar la violencia como método de influir en decisiones de privados o de instituciones públicas. En un Estado de Derecho la violencia siempre debe ser excluida”.

Este lunes se espera que Gobierno presente una nueva querella en contra quienes resulten responsables.

El atentado

A las 14:25 horas de este sábado, Carabineros de Valdivia fue comunicado que momentos antes, un grupo de 10 encapuchados armados ingresó al Fundo Huipel de Forestal Arauco en el sector Collico Alto de Loncoche.

Los hechores, amenazaron y golpearon a los trabajadores para luego destrozar los ventanales de las cabinas de dos camiones y una excavadora y arrojar artefactos incendiarios en su interior.

Tras la acción, el grupo de dio a la fuga en un todoterreno, no sin antes abandonar dos panfletos exigiendo la liberación de los denominados presos políticos mapuches y la expulsión de las empresas forestales del territorio. El grupo radical Weichan Auka Mapu se adjudicó el atentado, operando por primera vez en el límite sur de La Araucanía, desde su irrupción en marzo de este año.

La Asociación de Contratistas Forestales (Acoforag), solicitó al Gobierno mejorar los mecanismos de inteligencia para anteponerse a este tipo de hechos.

Fuente: Austral de La Araucanía

Comentarios

Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *