Gremios y organizaciones piden que obispo desista de idea de invitar a Llaitul a la mesa

SalmonChile inicia nodo para la industria en la región de La Araucanía
Julio 14, 2016
Querellas del Gobierno por incendios sobrepasan el centenar, pero condenados suman solo cinco
Julio 18, 2016

Gremios y organizaciones piden que obispo desista de idea de invitar a Llaitul a la mesa

Con “malos ojos” los representantes gremiales de La Araucanía ven la conversación que tuvieron el obispo de la Diócesis San José de Temuco, monseñor Héctor Vargas, con el líder y fundador de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul.

El obispo contó que hace una semana él se contactó por primera vez con el comunero, llamándolo por teléfono aunque, según Vargas, no le confirmó ni descartó su integración al grupo. “Lo ubiqué para conversar con él, y decirle que si en algún momento ellos sentían el deseo de poder venir a la mesa para traer propuestas y poder conversarlas, bueno, la idea es que la mesa pueda escuchar a todo el mundo”.

Junto con esto, monseñor Vargas recalcó la importancia de la opinión de este grupo en la instancia. “Si ellos en algún minuto lo desean, y quieren venir a la mesa y traer propuestas, a mí me parecía que eso sería muy importante”, comentó.

Respecto a las palabras de la autoridad religiosa, indicó José Villagrán, presidente de la Federación de los Dueños de Camiones del Sur -entidad que se encuentra fuera de la mesa- que en esta decisión el obispo se equivocó.

“Los obispos son obispos. Los religiosos se dan el tiempo de conversar con todo el mundo, pero los camioneros la tenemos clarita. Nosotros vamos a conversar con toda la gente que respete el Estado de Derecho”, opinó.

Villagrán además planteó que a través de la invitación se genera un daño a la mesa. “Creo que esto va a acelerar para que esa mesa no funcione. Creo que los primeros que debíamos haber sido citados a la mesa somos las víctimas, y el obispo lamentablemente no se ha preocupado de ellas, sino que de las personas que le hacen un tremendo daño”, dijo el presidente de los camioneros.

Por su parte, Marcelo Zirotti, presidente de la Sociedad de Fomento Agrícola (Sofo) en Temuco, criticó la exclusión de los organismos, como el suyo, en contraste con el diálogo con Llaitul, con quien insistió en que “ellos también deben mantenerse al margen, no deben participar”.

“Creo que el obispo debe enfocar un poco más sus esfuerzos para realizar las propuestas, constituir bien la mesa, ya que él es el interlocutor que está en este momento llevando la mesa”, comentó.

“Está bien que no estén”

Alejo Apraiz, presidente de la Asociación de Víctimas de Violencia Rural (Avvru) en La Araucanía, también expresó su rechazo frente a la acción del obispo.

“No me cabe en la cabeza que el obispo esté más preocupado tratando de integrar a un grupo violento que a las víctimas”, indicó, refiriéndose a que su agrupación tampoco tuvo cabida en la instancia.

Desde el lado de la Multigremial, la que participa actualmente de este comité para ayudar a resolver el conflicto regional, su vicepresidente, Gastón Caminondo consignó que “los que no están, ya sea por actos terroristas, violencia o cualquier otro motivo, creo que está bien que no estén”.

Caminondo dijo que el obispo estaba libre de hacer lo que quisiera, pero instó a que existen otras formas de participación, aparte de la inclusión de la CAM en la mesa. “Que no quepa la menor duda que los violentistas, de alguna u otra manera también van a hacer presentes sus ponencias a través de otras personas que están en la mesa”.


Comentarios

Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *