Barómetro 2017: La intensidad de la violencia sigue en aumento en el sur de Chile

Presidente de Multigremial manifestó su preocupación por la propagación de ataques violentistas en el sur de Chile
Enero 3, 2018

Barómetro 2017: La intensidad de la violencia sigue en aumento en el sur de Chile

Los resultados del Barómetro de conflictos de connotación indígena del año 2017 muestra lo que la Multigremial de La Araucanía viene manifestando desde el año 2015; la intensidad de la violencia de connotación indígena ha aumentado por el impacto social, político y económico de los actos realizados. Grupos organizados al margen de cualquier actitud pacífica y dialogante  han perpetrado durante todo el año atentados incendiarios,  demostrando de manera permanente presencia y voluntad de ejercer – a través de la violencia política – grandes daños a diversos actores productivos y trabajadores, en las región del Bio Bio, Araucanía, y Los Ríos.

Hubo 60 incendios denunciados en las tres regiones durante el 2017, donde se incendiaron un total de 89 camiones, afectando este año incluso a transportistas extranjeros (un uruguayo y un brasileño).

En La Araucanía, hubo un aumento de denuncias respecto del año 2016, de 104 pasamos a 140 en el 2017. Se denunciaron 43 incendios/atentados incendiarios durante el año, quemando  55 camiones, 7 iglesias, infraestructura predial agrícola, maquinaria forestal, vial, viviendas, vehículos particulares, buses rurales, entre otros. Atacaron a comunidades religiosas rurales, quemando durante el 2017, 7 iglesias más. Incluso en una de ellas dejaron una pancarta con mensaje de repudio hacia la venida del Papa a la región. Se han denunciado desde el 2016 y 2017 un total de 28 iglesias quemadas (católicas y evangélicas).

La violencia implicó este año, en la comuna de Los Sauces, en un robo con violencia perpetrado por encapuchados, la muerte de dos jóvenes mapuches.

En La Araucanía reaparecieron el 2017 denuncias de delitos “menos graves”; Usurpaciones, Daños y Amenazas. Se denunciaron 19 usurpaciones, en las comunas de Collipulli, Victoria y Labranza donde  ingresaron ilegalmente hombres, mujeres y niños de comunidades indígenas que pararon faenas tanto forestales como agrícolas, haciendo salir a trabajadores de las  mismas.

Reaparecieron en La Araucanía denuncias de Amenazas, 22. Parceleros principalmente de las comunas de Ercilla, Angol y Los Sauces,  denuncian hostigamiento de parte de dirigentes y personas violentas de comunidades mapuches del interior de la zona. De manera permanente son amenazados con el fin  que se retiren de sus tierras, y familias mapuches puedan ocuparlas, bajo el pretexto de que son “tierras ancestrales indígenas”. Estos parceleros viven en condiciones de vulnerabilidad social, y son en su mayoría adultos mayores. Las amenazas son muy violentas generando situaciones de gran daño psicológico donde “el quedar en la calle sin nada” o “ser quemados como el matrimonio Luchsinger Mackay” son parte de las amenazas constantemente mencionadas por los hostigadores.

“Daños” a infraestructura de telecomunicaciones en zonas rurales fueron denunciados en La Araucanía, Provincia de Malleco. Es preocupante el sabotaje a telecomunicaciones por la seguridad geopolítica y la libertad y acceso a las comunicaciones que es un derecho para personas, familias y organizaciones de sectores rurales de una región y país.

En La Araucanía, funcionarios públicos y privados al interior de la Comuna de Ercilla fueron asaltados y robados sus vehículos, celulares, dinero, por encapuchados armados que los detienen, intimidan y roban mientras están realizando labores propias de las instituciones para las que prestan servicios. En la misma comuna al interior encapuchados armados quemaron buses de transporte rural y trataron de impedir con violencia la realización de dos actos nacionales: el censo poblacional y el traslado de los ciudadanos para sufragar. Cabe señalar que estas dos últimas situaciones no fueron denunciadas por ningún actor regional o comunal, ni público ni privado.

En la Región de los Ríos hubo menor cantidad de denuncias respecto al 2016, de 15 a 9 en el 2017, sin embargo la intensidad de la violencia fue alta, esto pues si bien hubo sólo tres incendios/atentados incendiarios denunciados durante el año 2017, perpetrados en las Comunas de Lanco, y San José de La Mariquina, en un solo acto un grupo incendió en una propiedad de inversionistas extranjeros, 3 casas y dos galpones, en otro acto 2 camiones e importante maquinaria forestal, y en otro quemaron simultáneamente 29 camiones. En toral 31 camiones fueron quemados en la región de Los Ríos durante el 2017. En las comunas de lanco y San José de La Mariquina se han concentrado en los últimos dos años atentados incendiarios, incluso en predios que cuentan con resguardo policial.

Al sur de la región aparecen en el 2017 denuncias de usurpaciones (6) en parcelas de agrado en zona lacustre del Lago Ranco. Estas usurpaciones se basan según las denuncias en Títulos de Comisario.

En lo que respecta a la región del Bio Bio hubo notoria disminución cuantitativa de denuncias de violencia con connotación indígena respecto al año 2016 y el 2017 (48 v/s 21), pero de los 21 , 14 fueron incendios/ataque incendiario.

Fue evidente la baja considerable en el primer trimestre 2017 donde la MGA consideró, y mantiene la opinión, de la implicancia que tuvo en ello el estado de excepción interpuesto por el gobierno en el contexto de los incendios forestales. Cabe señalar que en la región hubo trabajo policial permanente que dio como resultado la detención in fraganti de personas mapuches en acto incendiario, y luego fiscalía y tribunales probaron su responsabilidad y encarcelamiento.

 Observando los datos cuantitativos y los efectos cualitativos adversos, la Multigremial de La Araucanía lamenta verificar con este instrumento que los grupos violentos organizados siguen con igual capacidad operativa para infringir ataques. En 26 Comunas de las tres regiones del sur de Chile, hay presencia de grupos armados que perpetran actos violentos, bajo móviles ideológicos de reivindicaciones  indígenas. La violencia la ejercen directamente contra emprendedores, trabajadores públicos y privados, pequeños parceleros y sus familias, y generan en diversas comunas y zonas, un clima de inseguridad productiva y malestar social en sus habitantes.

Revise el Barómetro  aquí

 

Comentarios

Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *